[PUBLICADO EN EL DOMINICAL 7K]

Visto desde el aire, el centro de Boston es un núcleo compacto de edificios rodeados de agua, pero al descender y adentrarse entre sus calles estrechas, las casas de ladrillo rojo y los viejos muelles que bordean el perfil de la ciudad, uno comprueba que, más que caminar sobre sus aceras, lo hace sobre la historia. En Boston todo queda cerca, así que la mejor manera para recorrer este universo envuelto entre los ríos Charles y Mystic es hacerlo a pie. La capital de Massachusetts es una antigua ciudad de aires europeos azotada por los gélidos vientos del invierno y el asfixiante calor del verano, aunque eso no ha sido impedimento para convertirse en una de las urbes más atractivas y visitadas del país. Desde que unos colonos se asentaran en el año 1629 en el barrio de Charlestown, la ciudad se ha modernizado, al tiempo que ha sabido mantener su esencia. Porque Boston es una de las ciudades más antiguas del país, y eso lo evidencian las decenas de estatuas, los monumentos, las conversaciones y la arquitectura.

El viaje por esta historia comienza en Common Park, el corazón de Boston. Aquí nace el Freedom Trail o Sendero de la Libertad, un recorrido marcado en el suelo por una línea roja. Son cuatro kilómetros de paseo que atraviesa dieciséis lugares históricos de buena parte de la ciudad, desde monumentos de sus héroes como Samuel Adams o Benjamin Franklin, a cementerios históricos, pasando por lugares en los que se fraguaron los acontecimientos decisivos que llevaron a las trece colonias a independizarse de Gran Bretaña.

PDF AQUÍ.